martes, 23 de abril de 2013

La línea 2 y Sol son Ahora Vodafone

MADRID - METRO

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha ratificado junto al presidente de Vodafone, Francisco Román, un acuerdo por el que la Línea 2 de Metro de Madrid (la roja) pasará a llamarse a partir del próximo 1 de septiembre y durante los próximos tres años 'Línea 2 VODAFONE'. Además, desde el 1 de junio la emblemática estación de Sol pasará a denominarse “Estación VODAFONE Sol” hasta el año 2016.

Es la primera vez en Europa que una línea completa de Metro cambia su nomenclatura a raíz de un acuerdo comercial, generando así nuevas vías de ingresos para Metro de Madrid. El cambio en la denominación de la Línea 2 incluye la integración de los logos de VODAFONE en varios de los elementos de las estaciones, como por ejemplo en los accesos, en los directorios de los vestíbulos y pasillos de todas las estaciones de la línea o en los directorios de los andenes y teleindicadores.



Además, el nuevo nombre de la línea se indicará en el plano oficial de la red de Metro, así como en la web y en la aplicación móvil desarrollada por el suburbano. En el caso de Sol, el nuevo nombre de la estación estará visible en accesos, vestíbulos, pasillos, y en toda aquella señalética de la red en la que aparezca esta estación de Sol. También tendrá su reflejo en el plano oficial de la red, en la web de Metro y en la aplicación móvil.

Esta acción comercial no interferirá en ningún momento en la información que se da a los usuarios. Además, Vodafone realizará actividades comerciales en las instalaciones de la línea 2. De este modo, la transformación de las instalaciones será visible para los más de 65.000 viajeros diarios de Sol, así como los más de 122.000 viajeros que cada día transitan por la línea 2, los más de 30.000 usuarios diarios con los que cuenta la web de Metro, y los destinatarios de los millones de planos que se reparten en la red.

Gracias a este tipo de iniciativas novedosas Metro consiguió el año pasado unos ingresos superiores a los 10 millones de euros, pese a la caída generalizada que experimentó el mercado publicitario en toda España. Además del cambio de nomenclatura ya experimentado en la estación de Sol en marzo, basado en el patrocinio de línea por parte de Samsung, Metro se ha convertido en uno de los principales escaparates comerciales de la región.