jueves, 28 de julio de 2011

Los escenarios de la JMJ serán austeros y vanguardistas

.
Uno de ellos simula una montaña desde donde el Papa hablará bajo la sombra de un árbol metálico.

A tres semanas del inicio de la Jornada Mundial de la Juventud, Ignacio Vicens, arquitecto y diseñador de los escenarios de Cibeles y del Aeródromo de Cuatro Vientos, ha presentado unas simulaciones de dichas creaciones.

1-_Simulacin_del_escenario_de_Cibeles
Simulación del escenario de Cibeles
“Los escenarios de la Jornada Mundial serán jóvenes, alegres y modernos; y perseguirán un objetivo clave: subrayar la presencia del Papa entre el más de un millón de jóvenes que se esperan en Madrid”, dice Vicens, socio del estudio Vicens + Ramos.

“Será una arquitectura efímera. Es decir, que se monten y desmoten rápidamente, a la par que económica, basada en sistemas modulares”, ha recalcado Vicens. Las superficies de ambos serán blancas, que ofrecen la posibilidad de hacer proyecciones y juegos de luces.
home_2
Simulación del escenario de Cuatro Vientos

“En el caso de Cibeles hemos intentado respetar el marco de la plaza del Cibeles, con el Palacio de Correos de fondo; y en el caso del Aeródromo de Cuatro Vientos hemos creado un espacio singular: una especie de superficie de 200 metros con una gran montaña donde se situará el Santo Padre bajo la sombra de un árbol metálico; y con otros relieves donde se situarán los jóvenes o el Coro y la Orquesta de la Jornada Mundial”, ha explicado Vicens.

Vicens también ha diseñado los 200 confesionarios que se situarán en el Parque del Retiro, que tienen el diseño de las velas de un barco. Allí los jóvenes podrán acudir a recibir el sacramento de la confesión en más de 30 idiomas. El propio Santo Padre acudirá a administrar la confesión a algunos jóvenes.

Experto en arquitectura efímera

Precisamente una de las líneas de trabajo que han marcado la trayectoria de Vicens como arquitecto ha consistido en su apuesta por las construcciones efímeras, como la decoración de la catedral en la que se celebró la boda de los Príncipes de Asturias o el palco del Paseo de la Castellana de Madrid creado para la visita del Papa Juan Pablo II en 2003.

"Es cierto que estos trabajos han sido importantes, sobretodo, en términos personales. Tratar a Su Santidad o a la Familia Real es siempre un privilegio. Curiosamente el tema de mi tesis fue Arquitectura Efímera Barroca. Creo que fue la primera sobre el tema en España", explicó el propio arquitecto en una de sus entrevistas.
madrid11.com