miércoles, 31 de julio de 2013

Un agosto de teatro para todos con los Veranos del Galileo

MADRID - VERANOS

Ahora que Veranos de la Villa llega al mes de agosto, y buena parte de los conciertos que tenían que ser han sido (anoche Devendra Banhart cerró la programación en Circo Price), es un buen momento para echar un vistazo a qué otras opciones tenemos quienes nos quedamos en agosto en Madrid, o quienes vienen a visitarnos.

Por supuesto, la música sigue en Jardines de Sabatini, con las Noches D y otras opciones para dejarse embrujar por las melodías y el maravilloso entorno del escenario a los pies del Palacio Real. Pero el epicentro de este mes podríamos situarlo en el teatro. No solo esas Noches D arrancan precisamente con la Noche D Teatro que os adelantábamos aquí, sino que los diferentes escenarios de la ciudad ofrecen una programación especialmente interesante que puede consultarse al completo en este enlace.

Una de las opciones con más solera es, sin duda, los Veranos del Galileo, que este año tiene, además, el acento puesto en el público más familiar con La Esmeralda de Kapurthala, una comedia musical en la terraza de verano del teatro que permanecerá en cartel hasta el próximo 7 de septiembre. Los detalles, a continuación…



Dirigida por Marta Torres (ganadora de un premio Max este mismo año 2013), La Esmeralda de Kapurthala narra la historia de la malagueña Anita Delgado, en su paso de bailarina de vodevil amaharaní (la esposa del maharajá) del reino de Kapurthala. Una historia real (sí, Anita encandiló al príncipe de esta región india) plagada de romance, por supuesto, pero también mucha música, humor, y hasta magia.

Porque la historia de Anita Delgado es solo el vehículo con el que construir un espectáculo maravilloso que poder disfrutar en la terraza de verano del Galileo, y en el que cada noche puede pasar algo diferente. La interacción con el público está a la orden del día, y los números musicales se entremezclan con la comedia con un sabor a cabaret y varietés para todos los públicos que provoca que todos, desde los actores al público, disfruten como enanos. ¡Y al aire libre, además!