jueves, 22 de enero de 2009

El comedor para pobres de la Ronda de Segovia

.

Son las 14:30 de la tarde y ya empieza a formarse una larga cola frente a la Parroquia de Santa María de la Cabeza, en la Ronda de Segovia nº1.




A las cuatro de la tarde los voluntarios y voluntarias del comedor de Santa María empezaran a servir comida gratis y desinteresadamente a indigentes y a cualquiera que lo necesite.


Me acerco solo un poco para tomar unas cuantas fotos, no quiero que se enfaden o que se sientan intimidados con mi presencia.

La mayoría de la gente que acude a este comedor son inmigrantes que apenas no saben hablar, indigentes y de vez en cuando se ve a algún toxicomano o enfermo de sida.



Es frecuente presenciar enfrentamientos violentos entre ellos, a veces se pelean mientras hacen cola, se pelean por cualquier cosa porque muchos están borrachos.

A los voluntarios se les pide que tengan una paciencia especial con ellos porque muchas veces exigen demasiado o son groseros con quienes les están ayudando a sobrevivir. Otros en cambio agradecen su labor enormemente.


A los indigentes se les pide respeto y lo único que se les pide es que den gracias a Dios y bendecir los alimentos antes de empezar a comer.



En su día este comedor fue un colegio. Conozco el comedor de La Ronda de Segovia de toda la vida y alguien muy cercano a mi trabajó alli unos años como voluntaria. Hace unos años acudía poca gente, todo lo contrario que ahora, incluso se ve a gente con hogar haciendo cola. Deben de ser lo que ahora llaman "nuevos pobres". Los proveedores cada vez colaboran menos con esta causa por el tema de la crisis.


Los que se ofrecen para ayudar a estos pobres aseguran hacerlo por amor a Dios. En cierta ocasion alguien le dijo a la Madre Teresa de Calcuta, que lo que hacia ella, el no lo haría ni por muchisimo dinero. A lo que ella respondió que ella tampoco lo haría por dinero sino solamente por amor a Dios.



Los vecinos de la zona llevan luchando durante años por la eliminación de este comedor social. El problema es que los mendigos se quedan por la zona antes y después de las comidas y a veces generan conflictos, se pelean y ensucian el barrio. De hecho desde hace muchos años a muy pocos metros del comedor, en la misma Calle Segovia viven indigentes en un solar con chabolas que no se sabe muy bien a quien corresponde. Supuestamente es un terreno de la iglesia de Santa María.



Leer también el articulo de Chabolas en Madrid a cinco minutos de la Puerta del Sol
Y las chabolas del Puente de Segovia

Comedor para pobres (de 16 a 18.30, diario, salvo los jueves)

Ronda de Segovia, 1

28005 Madrid 91.463.37.44

.

11 comentarios:

irene dijo...

Supongo que hacen una buena labor, menos es nada, aunque, sinceramente, no creo que sea una solución a largo plazo.
Hacen falta otras cosas más importantes, como puestos de trabajo, viviendas dignas, pero esto ya es otro cantar, y al parecer, más difícil de lograr, triste, de cualquier manera.
Un abrazo.

Stanley Kowalski dijo...

Muy amable de tu parte por visitarme y generoso en tu comentario. No, no está basada en hechos reales, es pura ficción. Gracias.


Besos.

Miguel dijo...

Estupenda entrada. Ayer mismo pasé por allí a eso de las cuatro de la tarde y aún quedaba getne por la puerta.

Justo tengo pensado hacer una entrada similar a la tuya, en este caso se trata de otro comedor.

Nos vemos por Madrid

Didac Valmon dijo...

Yo he ido varias veces a echar una mano...es sorprendente lo que se llega a ver allí...

Y sí, conocemos a gente en común jejeje

Matritensis dijo...

Hace una semana vi a un par de señoras de unos 50 años sacando comida caducada de los cubos de basura de un supermercado, en mi vida había visto algo igual, sólo en algunos casos típicos marginales, pero no similares a la de las señoras del otro día.
Impresionante

TitoCarlos dijo...

Creo que en Valladolid ya no hay ningún sitio de estos. Había uno, y en una trifulca entre mendigos mataron al cura que intentó separarlos; lo cerraron definitivamente. Estamos hartos de decir que hay que tener en cuenta la desesperación a la hora de valorar determinados hechos violentos, pero llegado el momento, renunciamos. (algunos)

danimetrero dijo...

Irene los curas y monjas (rpropietariso del comedor) es lo maximo en lo q pueden ayudar. Los otros temas q comentan corresponden al gobierno, un saludo

Satnley , a partir de ahora lo har más

Miguel, creo q ya se a cual te refieres, seguro que sacas un estupendo reportaje como los que haces siempre

Didac, esta faceta tuya. Impresionante eso no lo hace cualquiera

Matritensis ya sabes que la crisis se expande en varias clases sociales

Tito carlos aqui en Madrid tambien la montan de vez en cuando pero creo q nunca han llegado a tanto

Stultifer dijo...

El hambre es muy malo. Júntalo con pobreza, miseria, frío, suciedad y alcohol y tienes el resultado de lo que cuentas. Estuve cominedo una vez en uno de estos comedores en Zaragoza y la experiencia es terrorífica, pero lo necesitaba para un reportaje. A cambio, se les entregaon 300 kilos de fruta. Los organizadores nunca supieron de mi prpesencia allí ni de la procedencia de la fruta. Únicamente solicitan el DNI o algún documento acreditativo.

mcarmen dijo...

Cómo alguien ha comentado no es un solución a largo plazo, pero creo que hacen una gran labor.
En la Corredera Baja, cerca de la calle El Pez hay otro comedor que está siempre abarrotado.
Saludos,

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Cada vez más gente acude a estos lugares. ESto demuestra la gran crisis que padece el país, pese a que algunos no se quieren enterar.

un abrazo.

Anónimo dijo...

una forma de ayudar a los demas,toda ayuda es poca para las personas que hoy dia son muchas las que lo necesitan.Podria pasarnos a cualquiera de nosotros.