viernes, 23 de marzo de 2012

Metro de Madrid ahorró en 2011 tanta agua como para abastecer un día a la población de Tarragona

.
En total, Metro gastó 22.600 metros cúbicos de agua menos y dejó de emitir 85,1 toneladas de CO2 a la atmósfera. Hoy se celebra el Día Mundial del Agua.

Metro de Madrid ahorró en 2011 más de 22.600 metros cúbicos de agua superando las previsiones del Plan de Gestión Sostenible del Agua que se lleva a cabo en el suburbano desde 2010 y que incluye medidas y mecanismos en la gestión diaria de este recurso. El ahorro supone el equivalente al consumo de agua de más de 141.768 personas en un día, aproximadamente el número de habitantes de la ciudad de Tarragona.

En 2010, Metro de Madrid puso en marcha un plan integrado por varios programas, entre los que destacan los dedicados a la gestión y el control, y los orientados a fomentar el ahorro de este recurso necesario para la actividad del ser humano en todos los ámbitos, incluido el industrial. 



El programa incluye medidas tales como la implantación de un modelo de gestión para el control y seguimiento del consumo de agua en toda la actividad, ya que un mayor control permite reducir el consumo de agua y el asociado de energía.

Además, contempla medidas enfocadas a la disminución en el consumo, como la instalación, entre 2010 y 2011, de más de 1.300 dispositivos de ahorro de agua en los nueve depósitos de mayor actividad y consumo. Este año se extenderá esta instalación a seis depósitos más, con lo que, sólo en esta fase, se prevé ahorrar otros 4.400 metros cúbicos de agua y 16,7 toneladas de CO2.

Metro de Madrid promueve desde hace años iniciativas respetuosas con el Medio Ambiente y desarrolla proyectos encaminados a proteger y preservar nuestro entorno. Entre otras acciones, desde el año 1995, existe en el depósito de Canillejas, el de mayor actividad de Metro de Madrid, una depuradora de aguas industriales que reduce la carga contaminante del vertido final en un 70%.

Además, en todos los túneles de lavado de material móvil hay recicladoras de agua que permiten reutilizar hasta un 80% del agua necesaria en el proceso. En las estaciones, las tareas de limpieza están completamente mecanizadas, con fregadoras y equipos específicos de elevada eficiencia en el consumo de agua.

Continuo compromiso con el medio ambiente

El Plan de Gestión Sostenible del Agua es un instrumento más en la dirección del desarrollo sostenible, meta hacia la que Metro de Madrid ha encaminado buena parte de sus actuaciones en estos últimos años. No en vano, la empresa cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental implantado desde julio de 2005, momento en el que se posicionó como el primero de los grandes suburbanos en implantar un sistema de Gestión Ambiental de acuerdo con la norma internacional UNE-EN-ISO 14001.

Gracias a ello, y a las numerosas actividades de sensibilización y formación en materia de medio ambiente y, en concreto, del consumo de recursos, los empleados conocen el impacto que produce su actividad y las mejores prácticas aplicables para la optimización del uso de los recursos naturales y la prevención de la contaminación.