viernes, 23 de marzo de 2012

Nueva etapa para los teatros municipales

.
El Teatro Español de Madrid ha acogido esta mañana la presentación del nuevo modelo de artes escénicas diseñado por el Área de Las Artes. Natalio Grueso, director de Programación de Artes Escénicas, acompañado por el delegado de Las Artes, Fernando Villalonga, ha explicado las bases fundamentales de este modelo, que tiene como principal objetivo, posicionar a la capital como referente cultural, no solo en España, sino también internacionalmente.

La calidad y la excelencia son los compromisos fundamentales de un modelo que pretende aprovechar al máximo los recursos y las infraestructuras culturales de las que dispone el Ayuntamiento de Madrid.

De Madrid al mundo


Este nuevo modelo tiene como objetivo fundamental convertir a Madrid en una de las grandes capitales culturales del mundo. Para ello se reforzará el papel de la capital como lugar de exhibición del mejor teatro y como coproductor de grandes proyectos tanto nacionales como internacionales.


El Español será el buque insignia de esta estrategia, potenciando su papel como el gran teatro de España ante el mundo, haciendo de él una de las grandes salas de referencia del panorama internacional.

Creando nuevos públicos


La educación será otro de los grandes ejes en los que se apoye el nuevo proyecto escénico de Madrid. Así, se incentivará la creación de nuevos públicos, implicando también a las escuelas en la vida artística y en la formación de los espectadores del futuro. Una de las principales novedades que incluye el nuevo modelo hará posible que los artistas que actúen en la capital sean cómplices de la vertiente educativa, al comprometerse a participar en algún tipo de actividad formativa, gracias a una cláusula que se incluirá en sus contratos.

Construyendo cultura


El trabajo en red será otras de las prioridades de la nueva estrategia escénica, mejorando la eficiencia, coordinando la programación de todos los espacios y potenciando en cada uno de ellos su personalidad e identidad. Otro aspecto importante será el paso a un modelo mixto de financiación de modo que, optimizando dinero público, se logre una programación más amplia y de mayor calidad.

Compromiso público / privado
En este sentido, la convivencia y colaboración del sector público y privado es necesaria y vital para fortalecer la industria cultural, de manera que ambos sectores pueden verse favorecidos, y con ello la vida cultural de Madrid y el mundo del teatro en general.


El teatro municipal aspira a convertirse en un aliado y nunca en competidor del sector privado, de manera que la sinergia entre ambos haga posible emprender proyectos de gran envergadura que tengan calado en el mayor número de espectadores.

Esta estrategia global para las artes escénicas implica un modelo ágil y dinámico. Desde el Área de Las Artes está previsto tomar contacto con todos los sectores de la vida teatral de la ciudad para desarrollar estrategias concretas, prestando especial atención, además, a los jóvenes creadores y a los espacios de teatro alternativo.

Coordinación, eficiencia e identidad


Uno de los pilares de este nuevo modelo es la coordinación de las programaciones y recursos de cada uno de los grandes espacios escénicos con los que cuenta el Área de Las Artes. Se busca con ello optimizar los recursos, sin que por ello se pierda la identidad propia de cada espacio. De este modo, será posible diseñar una propuesta cultural más equilibrada, con unos criterios de gestión claros en todos los centros.

El Teatro Circo Price se fortalecerá como gran sala dedicada al circo y a los conciertos, de modo que, pese a su juventud, se convierta en la sala de referencia de los grandes conciertos en España.

El Matadero será el espacio de los nuevos creadores, un lugar dinámico que promoverá nuevas formas de apoyo a las industrias culturales, facilitando espacios a los creadores y programando espectáculos innovadores y vanguardistas. La danza también tendrá una presencia destacada en este espacio.

El Teatro Fernán Gómez se convertirá en centro de referencia de las artes de España e Iberoamérica, mientras que la actividad cultural del Conde Duque se impulsará, una vez recuperado para la ciudad como nuevo gran recinto en pleno centro de Madrid, en coordinación con el resto de espacios. Además se promoverá un plan con todos lo interesados para recuperar espacios escénicos relevantes que actualmente se encuentran cerrados.