jueves, 29 de noviembre de 2012

La estación de Metro de Francos Rodríguez acoge un mercadillo solidario

.
LOS FONDOS SERÁN PARA INVESTIGAR LA NEUROFIBROMATOSIS

Metro de Madrid vuelve un año más a colaborar con la Asociación Española de Neurofibromatosis cediendo un espacio de la estación de Francos Rodríguez para la celebración del mercadillo que esta organización celebra en estas fechas para recaudar fondos que se destinarán al estudio de esta enfermedad. Hasta el sábado 1 de diciembre, se podrá disfrutar de una gran variedad de productos a precios muy económicos.

El consejero delegado de Metro de Madrid, Ignacio González Velayos, ha visitado este mercadillo y se ha interesado por los diferentes productos que ofrecen cada uno de sus puestos. Además de ropa de grandes diseñadores, el rastrillo brinda la posibilidad de comprar desde camisetas del Real Madrid firmadas por algunos jugadores, hasta gorras con los autógrafos de los mejores motoristas españoles, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa.



Velayos ha destacado que “para Metro de Madrid es un honor colaborar activamente con estas causas de tipo social”. El visitante también podrá encontrar libros, música, cosmética, pequeños electrodomésticos, artesanía o informática. Todo ello contará con amplios descuentos con el fin de incentivar la compra. El horario será de 9:30 a 20:30, excepto el sábado que será hasta las 14:00 horas.

Desde 1998, Metro de Madrid viene colaborando con este proyecto cediendo su espacio para que sea posible el montaje de este mercadillo que se instala en la entreplanta de la estación, en la zona anterior al paso de torniquetes. La recaudación obtenid irá destinada a financiar el proyecto de investigación que sobre esta enfermedad se está llevando a cabo en el departamento de Genética del Hospital Ramón y Cajal.



La Neurofibromatosis es un grupo de enfermedades genéticas, de las consideradas raras, que se caracterizan por el crecimiento de tumores a lo largo de varios tipos de nervios y que pueden afectar al desarrollo de otros tejidos. También pueden presentar complicaciones como problemas de crecimiento, dificultades de aprendizaje, desfiguración o epilepsia. Actualmente son incurables. En Madrid más de 1.400 personas padecen esta enfermedad.