viernes, 30 de noviembre de 2012

Día Mundia del SIDA 2012 en Madrid


.
Llegar a cero: con cero nuevas infecciones por VIH, cero discriminaciones,cero muertes relacionadas con el sida'

El Día Mundial del Sida es una jornada que pretende sensibilizar sobre la importancia de esta enfermedad, de sus consecuencias y de la necesidad de incrementar las medidas para frenarla. Es una oportunidad para pedir a los gobiernos, particulares e instituciones su implicación en la toma de decisiones para llevar a cabo medidas de prevención y tratamiento.Es necesaria su celebración anual por la magnitud dramática de la epidemia. Dado que no existe vacuna y por su carácter transmisible, el abordaje ideal del problema se basa en la prevención mediante la educación, la información y la sensibilización.

Es una oportunidad para pedir a las instituciones, organizaciones, empresas y a la ciudadanía su implicación en las medidas de prevención y tratamiento. Y como sugiere el lema de ONUSIDA, luchar para lograr “Cero nuevas infecciones”, siendo para ello fundamental el uso del preservativo; “Cero muertes” al existir un tratamiento eficaz y“Cero discriminación”, ya que muchas de las personas con VIH ven vulnerados sus derechos al ser estigmatizadas y discriminadas, lo que además supone un obstáculo en la prevención y el tratamiento de la infección. El miedo, el rechazo y la ignorancia favorecen su expansión. INFÓRMATE Y NO DISCRIMINES.



Qué causa el SIDA
El sida es una enfermedad transmisible producida por un virus que conocemos por “VIH” (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). Se presenta cuando el virus ha destruido las defensas del organismo hasta tal punto que facilita la aparición de infecciones oportunistas y de algunos tipos de cáncer.

Al entrar el virus en el cuerpo, generalmente no aparece ningún síntoma de enfermedad o éstos son muy inespecíficos. Pero las personas infectadas por el virus producen anticuerpos frente al mismo y éstos pueden ser detectados en su sangre mediante un análisis. Sin embargo, es necesario que pasen años hasta que aparezcan infecciones oportunistas o determinados cánceres, asociados a la infección por VIH, momento en el que decimos que la persona con VIH tiene sida. Por ahora la infección por VIH no tiene un tratamiento curativo eficaz, pero existen tratamientos que frenan la actividad del virus y en la mayoría de los casos permiten a las personas vivir muchos años sin complicaciones graves. Aún así hay que recordar que el sida es una enfermedad muy seria, potencialmente mortal y que en la mayoría de los contextos, es frecuente causa de exclusión y discriminación.