jueves, 21 de enero de 2010

8 meses viviendo en la Plaza de Jacinto benavente

.

Es una vergüenza que el Ministerio de Justicia no haga caso a las peticiones de la familia Meño. Conviene recordar su historia de vez en cuando para demostrarles que estamos con ellos apoyándoles y nos nos olvidamos.

Una anciana mujer lleva ocho duros meses viviendo en una caseta improvisada en la calle suplicando justicia. Mientras cuida de su hijo en coma.

Cada vez la caseta está más mejorada

Todo ocurrió cuando Antonio quedó en coma permanente por una negligencia del anestesista que le operó en una intervención de cirugía estética. Los padres denunciaron al anestesista y el juzgado número 19 de Madrid le condenó, pero este recurrió y la Audiecia Provicial le absolvió.

Entonces comenzaron todos los problemas para la familia Meño. En Mayo de 2009 una juez dictó la orden de desahucio de su vivienda de Móstoles y ahora se ven en la calle. Por si fuera poco la justicia les reclama 400.000 euros para pagar los costes del procedimiento judicial. Que sin vergüenzas. ¿Costes de que?.

Asi estaba la caseta cuando llevaban 13 días acampados

Da asco la justicia de este país. No se si el anestesista podrá conciliar el sueño por las noches cuando piense en esta mujer y en su hijo.

¡¡¡¡¡¡¡¡Ánimo Juana !!!!!. Ánimo famila Meño.
.

1 comentario:

Winnie0 dijo...

¡TERRIBLE! Qué duro....no puedo decir más...