jueves, 27 de agosto de 2009

El año de los helados

.
Según lo que cuentan las noticias y lo que se ve por la calle, este año ha aumentado el consumo de helados.


Por lo menos en Madrid este verano se ve a todo el mundo con un helado por la calle.


Sobre todo si vas por la zona del palacio de Oriente verás que todo el mundo tiene un helado. Será porque allí están dos de las mejores tiendas de helados de Madrid.


Y quien dice que no a pesar de lo caros que son.
.

9 comentarios:

Paco dijo...

Y tanto que es el año del helado, al menos yo hacía mucho que no comía tantos :) Y caros...sobre todo en Madrid. Yo tomo casi siempre el mismo (a no ser que me pille cerca una heladería) y su precio es casi el doble que en plazas mayores, catedrales, centro... de otras ciudades. Y lo gracioso es que la fábrica está en Madrid.

Saludos

Eduardo dijo...

Y que lo digas, ademas van mejorando la oferta cada día. y el otro dí a me comi uno de higo chumbo, que por cierto estaba divino.

Stultifer dijo...

Mi recomendación sobre helados se dirije a Granada, heladería Los Venecianos. No hay palabras que la definan.

pape dijo...

Pues yo, un año más me quedaré sin probar los helados de heladería...Un beso

Winnie0 dijo...

Yo soy "heladera" pero clásicos los sabores...yo eso de higos chumbos y fabada..como que no. ¡Pero donde esté un buen helado de trufa, o de café...! Besos

mcarmen dijo...

Yo sigo fiel a Palazzo, siempre estoy cerca de alguno, pico. Eso sí, nunca arriesgo, cómo Winnie, soy de sabores clásicos ;-)

jovenlobo dijo...

Pues sí, casi todos los veranos (Y no solo en verano...) como helados, pero en este ya llevo unos cuantos. Hablando de ello tengo que decir que, todavía, no he encontrado en Madrid una buena heladería estilo argentina, donde para servir un helado el dependiente tiene que contar con cierta técnica y conocimientos. No voy a decir que es el símil del que sabe cortar jamón... pero casi, bien se puede comparar con que el sabe tirar una buena caña. No se sirven en bolas, si no con una especie de paleta. Y a los más golosos, nos gusta que pongan el helado boca abajo (una vez servido en el "cucurucho de barquillo"), y que sin caérsele te lo sumerjan en una fuente de chocolate derretido. El resultado; un magnífico helado artesanal cubierto de exquisito chocolate. mmmmmmmmmmmmmm que ganas!!!

Alias dijo...

Anda que no hace tiempo que pido uno en la zona de la plaza de oriente,a ver si me animo un dia de estos.

Matritensis dijo...

Como los de Ben & Jerry´s ninguno, además no tienen aire.
Este año me he puesto cardiaco a helados