lunes, 19 de diciembre de 2011

Fotos del Belén del Ayuntamiento de Madrid 2011- 2012

.
Ya se puede visitar el Belén del Ayuntamiento de Madrid que este año por primera vez se instala en el espacio expositivo Centro- Centro.

A medida que se acerquen las fiestas y las vacaciones escolares, mayor será la cola en la Plaza de Cibeles para poder verlo. Una vez dentro se puede contemplar perfectamente en unos 10 minutos.



Aunque son muchos los belenes que se instalan en las principales iglesias de la ciudad, es el Belén del Ayuntamiento uno de los que siempre llaman más la atención.


Este año se instala en el vestíbulo prin­cipal de CentroCentro, lo que permitirá a los visitantes la posibilidad de disfrutar también de la restauración del Palacio de Cibeles.



Cuenta con las piezas del maestro José Luis Mayo y ha sido diseñado por tercer año consecutivo por el belenista Enrique de Haro. 



El Belén del Ayuntamiento de Madrid podrá visitarse hasta el 8 de enero de 2012.


El Belén se compone de 200 figuras: 133 figuras y construcciones de la colección del Ayuntamiento de Madrid  y 70 figuras de la colección personal de Enrique Haro realizadas por diferentes artistas.


La escenografía del Belén representa al inicio de su recorrido la Natividad con la adoración de los ángeles, en un portal que es mezcla de establo y cueva. Continúa con la representación de una zona de montaña en primeros planos donde se ubica la Anunciación a los pastores y, a través de efectos ópticos, se crea la ilusión de la aparición del ángel.


Tras la cabalgata de los Reyes Magos que llegan de Oriente la escenografía nos conduce por todas las estampas típicas navideñas hasta el pueblo de Belén.






Horario: de martes a domingo, de 10 a 21 h. 18, 24 y 31 de diciembre, de 10 a 16 h. 5 de enero, de 10 a 14 h.



Centro Centro. Ayuntamiento de Madrid. Palacio de Cibeles.Hasta el 8 de enero de 2012. Entrada gratuita.

1 comentario:

Winnie0 dijo...

Dani te ha quedado un reportaje precioso y navideño al máximo. Aún no he podido acercarme menos mal que creo que podré porque si no me dá rabia de lo bonito que parece. Un beso