viernes, 24 de julio de 2009

Las taquillas del Metro cierran

.
Metro de Madrid está cambiando.

Cuando nos queramos dar cuenta todas las taquillas del Metro estarán cerradas y los taquilleros estaremos fuera ayudando a los viajeros. Solo se podrán comprar y cambiar los billetes y los abonos en las máquinas expendedoras.

La línea 12, Metrosur, ya se construyó sin taquillas y la línea 3 las suprimió hace poco después de que remodeló todas sus estaciones. También las últimas ampliaciones de Metro de los últimos años se han construido sin taquillas. Ahora les toca el turno a las líneas 1, 6 y 8.

Asi son y serán los nuevos puestos de Metro.

La intención de Metro es quitarlas en toda la red y dejar en lugar de los taquilleros la figura del supervisor comercial, el cual ayudara a los viajeros y controlará toda la estación estando siempre en la misma.

En algunos metros de otras ciudades como Barcelona este sistema ya se lleva haciendo desde hace tiempo.

Parece que a la gente no le desagrada la idea de cerrar las taquillas. La opinión de los trabajadores puede que sea diferente. Yo esa opinión me la reservo. En todo caso los que mandáis sois los viajeros, los que cogéis este transporte diariamente y sois los que tenéis que estar agusto. A mi me da pena, pero como me gusta el trato con el público me da igual estar dentro que fuera.

Respecto a los trenes, puede que en el futuro muy cercano se conduzcan solos (de hecho el sistema ya existe). No se perderán puestos de trabajo ya que aunque el tren conduzca solo siempre hará falta la supervisión de una persona.

Este es el futuro del Metro de Madrid. Los tiempos cambian. A veces no sabemos si es para peor o para mejor.

Y a vosotros ¿Os importa el cierre de las taquillas del metro u os da igual?
.

9 comentarios:

mcarmen dijo...

El modelo, por lo que cuentas, es el que tiene el metro de Nueva York, dónde el jefe o responsable de la estación, sólo informa sobre dudas de direcciones, eso si, desde dentro de su taquilla. Me da un poco de pena, tener cómo único interlocutor una máquina cuándo voy a comprar un billete, pero en fin, supongo que es la tendencia en muchas cosas...

Winnie0 dijo...

Yo soy "de gente". Me gusta el contacto con la persona, la calidez humana....pero bueno..entiendo que "los tiempos cambian"...Besos y feliz viernes Dani...¡por fin es viernes!

anapedraza dijo...

Depende, porque a veces, con la "canción" de mejorar el servicio lo que quieren es cargarse muchos puestos de trabajo, y luego el servicio no mejora nada.

Nos acostumbraremos, queramos o no, no nos queda otra.

¡Un abrazote!

MIGUEL

Didac Valmon dijo...

bueno, no es mala idea, siempre que no se pierdan puestos no? la verdad es que a mí el otro día un supervisor le molestó y me puteó por ello, que yo dijera que en las taquillas si admiten billetes de 50, me dijo que hablara con la Aguirre jajajaja y me puso la máquina para que me lo admitiera y ésta me devolvió todo en monedas jajaja qué asco! Creo que estaba algo quemado con el tema

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Me importaría si ello supone pérdida de puestos de trabajo, además, prefiero una persona que una máquina, sin lugar a dudas. un abrazo.

niñovertice dijo...

hola dani, gracias x tus comentarios en mi blog; pondre enlace tuyo,prometido.tu blog es ameno y actual.
tOMO METRO A DIARIO, no sabria calibrar si este sistema sera el adecuado; la verdad en la linea 3 creo va bien la cosa. lo importatante es que no se queden las estaciones solas,sea con vigilantes/taquilleros.saludos

Madame Tafetán dijo...

A mí me cabrea muchísimo, porque cada vez que se te estropea el billete, el "supervisor" tarda una eternidad en hacer la gestión, si es que está, que yo en el metrosur no lo he visto.

Mariano Lozano dijo...

Hombre para hacer la "difícil" gestión de expedir un billete no hace falta un puesto de trabajo. Si es algo mecánico que puede hacer una máquina, que se encargue la máquina y tan contentos.
La figura del taquillero, obviamente, hay que renovarla en convertirla en un profesional de asistencia y control. El puesto de trabajo no se pierde, se reconvierte.
Yo lo veo bien. Vivo en una ciudad donde casi todo es automatizado y todo el mundo contento.

el osorio dijo...

El problema estaría en personas mayores, invidentes etc que no se aclaran con las máquinas. En general, detrás de toda reducción de personal suele estar la gana de ahorrar. Ya quitaron hace años los jefes de estación que estaban en las garitas de los andenes. A mí me parece poca atención humana una sola persona por estación, creo que debería haber más. Yo prefiero personas a máquinas.