jueves, 9 de julio de 2009

¡ Cuidado con las carteras !

.
En Madrid en los últimos años ha crecido exageradamente el número de amigos de las carteras y monederos ajenos. Con crisis o sin crisis los carteristas se multiplican sobre todo en las épocas más turísticas.


Hoy os cuento donde viven algunos de los carteristas de Madrid, como y donde actúan diariamente en la ciudad.



Esto es el barrio de Peñagrande, un barrio normal al noroeste de la ciudad cercano al conocido Barrio del Pilar.

Uno de los descampados de Peñagrande

Normal, si no fuera porque por aquí se han asentado varias familias de rumanos gitanos que se juntaron con la población marroquí que ya existía y que en varias ocasiones se ha podido demostrar que son carteristas del Metro.


La mayoría viven en descampados como este, increíblemente a tan solo 5 minutos del metro de Peñagrande.


Compran su billete de metro, pasan y comienzan su "jornada laboral". Nadie puede hacer nada, las leyes les amparan.


Fuera del metro, los carteristas frecuentan las zonas más turísticas de Madrid.

La zona centro es la preferida. Preferiblemente extranjeros despistados, aunque tampoco les disgusta una cartera de alguien de aquí.

Las cámaras de la Plaza Mayor han hecho que se disminuya el número de robos, pero sigue habiendo y bastantes.

En los espectáculos callejeros siempre hay alguien que no los está viendo. Sin embargo tu cartera o bolso fácil de abrir corre peligro.


El rastro de Madrid siempre ha sido famoso por sus carteristas.


Con tanta gente, agobio, roce y tanto despiste es imposible darse cuenta que te roban si llevas la cartera detrás.

Muchas veces la gente no denuncia y otras tanta aparece la documentación por ahí tirada.


Cuidado. Vuestra cartera o monedero está en peligro. No se lo pongáis fácil.
.

6 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Son una peste, en las grandes ciudades roban como loco. Aquí está lleno.

Muchas gracias por el comentario, tan generoso como de costumbre.

Me encantan los colores de tu nueva cabecera.

BESOTES DANI

Miguel dijo...

Al final te va a contratar un gran periódico para hacerle sus reportajes.

Enhorabuena, cada vez te lo curras más. Es de alabar que trates siempre de ir más allá en todas tus entradas. Tiene mucho mérito.

Saludos

Nos vemos por Madrid

Winnie0 dijo...

Vivi la experiencia en el metro de una extranjera intentando sacar cartera a otra...dije en alto....OJITO CON LAS CARTERAS!. L tía me miró y me llamo puta...¡me asusté y me bajé una parada antes!
No lo soporto...Besos y feliz viernes

Miguel dijo...

Por cierto, casualmente te he visto por el concurso del 20 minutos. Te dejé allí un comentario.

A ver que tal se nos da este año. Cada vez hay más competencia.

Suerte

Nos vemos por Madrid

anapedraza dijo...

Cuidado donde te metes Danimetrero, el getho de Peñagrande es mejor rodearlo, y una vergüenza que el ayuntamiento o quien sea lo permita.

A Ana una vez una rumana le intentó robar el bolso en el metro, la dió una ostia y la tiró al suelo, llamó al interfono de emergencias y bajaron los de seguridad, en que también llegó el rumano de turno para intentar llevarse a la rumana pero no les dió tiempo, los de seguridad llamaron a la policía y retuvieron a los rumanos, llegó la policía y lo único que le dijo a Ana es que no los podían detener (y eso que la cámara lo había grabado) y que si quería poner una denuncia estaba en su derecho. Fué a ponerla y no el pitufo de turno decía que no quería molestarse, que no valía para nada y que dejara de quejarse porque al final no le habían robado nada, la puso.

Y digo yo, con Leyes tan benévolas, y la policía poniendo multas de aparcamiento, tenemos lo que nos merecemos.

Otro caso (perdona por escribir tanto), hace 4 años viajaba yo en la línea 6 de metro, entraron 2 rumanos de unos 11 años para intentar robar carteras, no pudieron, en la siguiente estación (Guzmán el Bueno) entró un rumano adulto y del bofetón que le solto a uno de los enanos, porque no había conseguido robar nada, lo tiró. Hubo 3 valientes que se levantaron y recriminaron al rumano, el cual se puso chulo, uno de ellos le hizo una llave y le tiró al suelo, yo al final me quedé para ser testigo, llegó la polícia y ¿qué hizo? aceptó la denuncia del rumano y no la de los españoles, en mi vida he vista una pitada igual a la policía.

Y la tercera, la línea circular de autobuses está repleta de carteristas, he visto más de 10 veces no abrir el conductor las puertas porque alguien ha gritado que le han robado la cartera y el conductor, con buen criterio, el autobús cerrado a cal y canto, al final las devuelven, pero ni se sonrojan; ¡me quito el sombrero ante esos conductores!

¡Un abrazote!

MIGUEL

danimetrero dijo...

- Stanley asi es aqui eso parece que cada día hay más
-Miguel ya sabes esto es nuestro hobbie, (aunque oye ...) gracias y gracias por el comentario q me dejaste
-winnie bien hecho, teniamos q hacer todos igual em esos casos
- Miguel menudas experiencias más malas no? que gentuza.