miércoles, 15 de julio de 2009

El sueño de las estatuas del Palacio Real

.
Cuenta la leyenda madrileña que Isabel de Farnesio, segunda esposa de Felipe V, una noche tuvo una pesadilla en la que soñó que se producía un terremoto en el Palacio Real.


Una de las enormes esculturas le cayó encima y la mató.



Cuando despertó de la pesadilla, sobresaltada mandó desmontar casi todas las esculturas de la cornisa del Palacio Real y repartirlas entre diferentes puntos de Madrid y de España.



Esta premonición hizo que hoy en día la plaza de Oriente este rodeada de estatuas.


Lo que no se sabe es porque algunas se siguieron conservando en su lugar original.

.

14 comentarios:

Didac Valmon dijo...

yo conocía la historia y siempre me he pregunado porque se quedaron algunas allá arriba...cosas de la historia ¿no?

mcarmen dijo...

Desconocía la historia, en cualquier caso, siempre me ha gustado el jardin de estatuas de la Plaza de Oriente ;-)

pape dijo...

La verdad es que nunca me hubiera imaginado que las estatuas que están repartidas por la Plaza de Oriente, estuvieran antes sobre el Palacio. Muchos besos.

Jexweber dijo...

Jajaja, que gracia, justo ayer estuve haciendo un fotoreportaje sobre las estatuas de los reyes godos que hay en el parque del palacio real, jeje, pronto lo vereis en mi blog!

Suerte en el concurso, eres uno de mis candidatos para recibir el voto de ciudad.

Stanley Kowalski dijo...

Las ví, me pareció algo normal. Muchas gracias por esta información.

BESOTES DANI.

Winnie0 dijo...

No conocía la historia (si es que no me sé s una gozada la cantidad de información que recibo de tu blog DaniYa sé algo más. Gracias por compartir. Besos

Winnie0 dijo...

Cada vez escribo peor...que lo que digo es no no sé nada...y contigo y tu blog me enriquezco un monton. Más besos

Mercedes dijo...

Hay estatuas del Palacio Real por muchos lugares, incluso fuera de Madrid. Si os fijáis en algunas, por ejemplo las que hay alrededor del estanque de los preciosos jardines de Sabatini, en la espalda se ve el agujero de la argolla que tenían para colgarlas.

danimetrero dijo...

-Didac yo conocí la historia hace poco, dicen que en realidad las quitaron por el enorme peso.
-mcarmen al final sin querelo les quedo bien verdad?
-pape besos para ti tambien. gracias por comentar
-Jexweber pues estaré al tanto de tu post. muchas gracias por tu voto.Tu blog tambien me gusta a mi.
-Stanley cuando vuelvas a Madri podrás hacer de guia tursitico con todo lo que ya sabes, jajaja. besos simpático
-Winnie todos nos enseñamos unos a otros con los blogs que tenemos. cada uno en nuestro estilo
-Mercedes No me habia fijado en lo de las argollas. tambien hay estatuas del palacio por el retiro.

anapedraza dijo...

¡Hola Danimetrero!

No conocía la historia, ¡qué curioso!

Yo tengo una teoría del porqué se quedaron algunas estatuas en el palacio. Estaba la reina ordenando la colocación, "esa ahí, aquella allí, no mejor allí, ay pues no sé, tal vez un poco a la derecha, aquella ahora no me gusta como queda...". El rey se mosqueó, tanto mover las estatuas le estaba produciendo un cabreo del 15, hasta que cansado sentenció: "¡vale ya! ¡se quedan donde está y palabra de Rey!", jejeeeee

¡Un abrazote!

MIGUEL

Jexweber dijo...

Dani, ahí llevas el post sobre los Reyes Españoles en la plaza de Oriente, espero que te guste:

http://sombrita125.blogspot.com/2009/07/los-reyes-espanoles-de-la-plaza-de.html

Anónimo dijo...

Hola, no soy experta en hitoria de España pero contrastando datos he encontrado en la red lo siguiente; Felipe V (reinado de 1.700 a 1746)no llegó a residir en el Palacio Real ya que durante su reinado se quemó el antiguo Alcázar Musulmán en la Nochebuena de 1.734 lo que hizo necesaria la construcción de un nuevo Palacio. Parece que la reina a la que hace referencia la leyenda es Bárbara de Braganza esposa de Fernando VI que es quien se encargó de la decoración exterior del Palacio Real. El primer rey que residió en el nuevo Palacio real fue Carlos III.

Anónimo dijo...

Efectivamente esto ocurrió cuando reinaba Carlos III, osea cuando el palacio estaba siendo ampliado, y fue Isabel de Farnesio (su madre) quien tuvo el sueño y rogó a su hijo que colocara las estatuas en otro sitio. Lo de que algunas sigan allí arriba no tengo ni idea de por que será...

El Blogero Vespertino dijo...

La historia es una leyenda, pero no deja de ser curiosa. Parece ser que la razón real es estética, no gustarona a alguient natas estatuas (Eran más de 100). Se quedaron las que ya estaban subidas cuando tomaron la decisión, simplemente.
La argolla de atrás no solo es para subirla, una vez montadas algunas tenían un puntal de sujección de acero (una barra) inclinada a 45º por detrás, hasta el suelo.