viernes, 3 de julio de 2009

El parque de la Virgen Blanca. Más cerca de lo que crees, más bonito de lo que imaginas.

.
El parque de la Virgen Blanca es un gran desconocido para los madrileños a pesar de no estar muy lejos del centro de Madrid.
Lo que ocurre es que está escondido entre el hospital Clínico San Carlos y el Museo de América, por eso pasa tan desapercibido.


En el parque se conserva en un templete con una imagen de la Virgen que guarda una historia muy bonita:

En el terreno del actual parque había un antiguo asilo llamado de Santa Cristina. Durante la guerra civil fue destruido y milagrosamente solo se salvo esta imagen de la Virgen y es lo único que queda del asilo. Se la llama la Virgen Blanca porque esta hecha de mármol blanco.


Cuentan que hasta hace muy poco, junto a la imagen, se veía a un hombre de 96 años que había estado en el asilo de niño. Tenía muchos recuerdos y era su deseo encontrase con alguien que también hubiera estado en el asilo antes de que estallara la guerra.

Estado del asilo después de la guerra (foto del archivo militar)



Desde el parque se ve la parte trasera del museo de América
y el faro de Moncloa.


El parque de la Virgen Blanca es uno de los únicos parques que quedan en Madrid con aspecto de forestal.

Tiene unas impresionantes vistas del Oeste de la ciudad y un precioso mirador a la sierra madrileña.
El parque de la Virgen Blanca hay que verlo.

.

8 comentarios:

Winnie0 dijo...

Oido barra...pues lo conoceré...porque desde luego no lo he visitado nunca y tiene una muy buena pinta..¡cuántas cosas hay queno conozco en la ciudad en la que he vivido toda mi vida!...Gracias por enseñarmelo a diario...Besos y feliz viernes

anapedraza dijo...

Si no existiera tu blog habría que inventarlo, como si no íbamos a conocer estas cosas, ¡para matarnos, no tenía ni idea!

Pues, como Winnie, oido cocina y en cuanto pueda vamos a conocerlo, además nos llevaremos algunos bocatas y unos botes para disfrutar más, que tiene una pinta de campo que nos hace mucha falta.

¡Feliz viernes!

MIGUEL

Mercedes dijo...

Hola Dani, hace tiempo quería conocer ese parque y la virgen, pero no sabía exactamente donde estaba. Has hecho un reportaje muy bonito, me ha encantado, y además ahora ya se cómo llegar. ¡muchas gracias!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Mira que he pasado cerca de allí muchas veces, pero nunca me he adentrado en el parque. Está muy chulo. Un abrazo.

Stanley Kowalski dijo...

De acuerdo a las fotos, parece hermoso! Es una alternativa para un buen paseo.

BESOTES DANI Y BUEN FINDE!!

despe dijo...

que bonito Dani que falta me hace tomar asi el aire debajo de esos arboles y la imagen que linda historia saludos y buen fin de semana besos patricia.

Thiago dijo...

No soy yo muy de vírgenes, pero si que respeten los parques, ¿será un milagro? jajaj Bezos.

P.d. cari, al final ayer colgué tu visión de thiago, que ya estaba un poco hasta los webos de post sobre el orgullo, jajaa. Gracias y bezos.

Anónimo dijo...

Es indignante que si ya de por si el parque público "Virgen Blanca" está muy deteriorado, ahora docenas de jóvenes se dediquen los días de diario por las tardes a realizar allí, concretamente en la explanada que hay entre la calle Manuel Bartolomé Cossio y la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos, macrobotellones, incumpliendo flagrantemente la vigente ley autonómica antibotellón, demostrando una actitud totalmente incívica y ningun espíritu ecologista, destrozando contra el suelo los envases de vídrio de las bebidas alcohólicas que consumen, esparciendo inmundícias y dejando dichas zonas como un estercolero del más mísero país Africano (con todos mis respetos), y como si hubiese habido una tercera guerra mundial. Tambien es indignante que al exponerles el problema a alguna patrulla de la Policía Municipal de Moncloa (después de haberte dejado “una pasta” llamando al tfno de tarificación adicional ‘092” ya que en el 112 no se hacen cargo) que, como autoridad competente están para hacer valer y cumplir dicha ley, te digan que están escasos de médios tanto personales como materiales para atajar el problema, a pesar de estar los honrados contribuyentes pagando puntual y religiosamente al Ayuntamiento de Madrid abusivos impuestos Europeos para recibir a cambio presuntos servicios Africanos. ¡Menos botellón y más educación cívica!.