domingo, 25 de septiembre de 2011

Metro ligero se consolida como uno de los transportes preferidos por los madrileños

.
Metro ligero comenzó su andadura en 2007 como nuevo modo de transporte que combinaba el uso de las nuevas tecnologías con la proximidad al usuario y una cuidada integración urbana. Cuatro años después, se ha consolidado como uno de los modos de transportes preferidos por los madrileños, con 17,3 millones de viajeros en 2010 en todas sus líneas, un 12% de los cuales han sustituido el coche por este medio de transporte.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, Antonio Beteta, acompañado por la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Paloma Adrados, ha visitado el centro de control de Metro Ligero Oeste, unas instalaciones desde donde se vela por el correcto funcionamiento de las líneas ML2 y ML3, que unen Pozuelo de Alarcón y Boadilla del Monte con el centro de Madrid, a través de la estación de Colonia Jardín correspondiente a la línea 10 del suburbano.



Desde su puesta en marcha en 2007, la demanda de las líneas de Metro Ligero no ha dejado de crecer, transportando en la actualidad a 17,3 millones de viajeros en 2010, un 4,4% más que en el año anterior. Desde enero hasta agosto de 2011, el número de viajeros ha crecido en torno a un 3%. Las últimas encuestas de calidad reflejan que los viajeros valoran muy positivamente la calidad de este servicio, que ha sido calificado con un notable por los usuarios, destacando en particular su seguridad, confort y accesibilidad, así como la velocidad y la fiabilidad.Sofisticados sistemas de control

La Organización Internacional del Transporte, la UITP, concedió el año pasado al Metro Ligero de Madrid el premio a la mejor iniciativa mundial de Metros Ligeros. Metro Ligero Oeste utiliza los más sofisticados sistemas de control y automatización de sus instalaciones y servicios. El Puesto de Control Central (PCC), es un moderno centro de operaciones desde el que se gestiona y supervisa el funcionamiento del servicio y, gracias al cual, se puede ofrecer una respuesta inmediata ante cualquier requerimiento o incidencia en el servicio.

Desde estas instalaciones se puede obtener información sobre el sistema de energía, conocer la ubicación de cada vehículo, actuar sobre la señalización e itinerarios, ofrecer información al viajero y llevar un control del servicio a través de un sistema de videovigilancia. Uno de los servicios más utilizados por los viajeros es la obtención de información en tiempo real sobre la frecuencia de paso de los trenes o sobre cualquier otra incidencia en el sistema, en las propias paradas, la web o aplicaciones para teléfonos móviles.

Las líneas de Metro Ligero Oeste tienen una extensión de 22,5 kilómetros y 29 estaciones. La flota de trenes está compuesta por 27 unidades, del total de las 44 que circulan en la Comunidad de Madrid. La velocidad comercial de ambas líneas es de 25 km/h y la frecuencia de paso de cinco minutos en hora punta de un día laborable.