viernes, 21 de noviembre de 2008

El instituto Mirasierra contra la ampliación de Metro

.

Han conseguido recoger un total de 7148 firmas contra el derribo del instituto Mirasierra.

La ubicación de dicho instituto dificulta la amplación de la línea 9 de Metro.

Se esta debatiendo este mismo tema y el futuro de los escolares en la Juntas que se celebran en el distrito de Fuencarral-El Pard, donde pertenece el isntituto Mirasierra.


El problema tiene fácil solución, pero los vecinos no la quieren adoptar. La alternativa que les ofrecen es trasladar a los alumnos a otro instituto que se levantará en Montecarmelo.
Si los vecinos no se oponen y las obras continúan adelante los vecinos ganaran Un Metro frente a sus casas pero sin quedarse sin instituto.

.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Intentaré aclarar algunas de las afirmaciones de su comentario que no se ajustan a la realidad.

La prolongación de la línea 9 pude realizarse sin necesidad de derribar el Instituto Mirasierra, ya que, según la propia Comunidad Autónoma, existen otras alternativas. Han elegido el derribo porque, dicen, es lo más barato, si bien no se ha puesto sobre la mesa la valoración de otras opciones ni se han considerado los efectos que sobre 1.600 niños va a tener la elegida.

No es cierto que la alternativa dada por la comunidad sea “trasladar a los alumnos a otro instituto”. La alternativa es, mientras duren las obras, trasladar a una parte de los alumnos (no nos han dicho a cuantos) a unos barracones provisionales, aún no construidos y que no tendrán las dotaciones adecuadas. Cualquier educador sabe que en estos casos la calidad de la enseñanza baja y el fracaso escolar aumenta de forma alarmante.

Pero no hay ninguna alternativa prevista para los estudiantes del instituto que se queden en la zona no derribada ni para los niños del colegio colindante, que, durante varios años, y pared con pared, tendrán que sufrir las obras: polvo, camiones que pasan por medio de las instalaciones, ruido que impedirá el correcto desarrollo de las clases, etc.

Y lo que incluso, si cabe, podría ser peor: no hay ninguna garantía de que, finalizada la ampliación del metro, el instituto no se cierre y sea derribado en su totalidad. Quisiera mencionar que le Instituto Mirasierra tiene un reconocido prestigio educativo y que da la casualidad de que es el único Instituto Público de la zona. Tal vez es eso lo que molesta y de ahí la opción, de entre todas las posibles, elegida por la Comunidad Autónoma.

Por último, y para no dejar ninguna duda a los amigos del metro, el lema de nuestras movilizaciones: “No al Derribo, Sí al Metro”.

danimetrero dijo...

Gracias por las aclaraciones.