miércoles, 31 de agosto de 2011

Utiliza con responsabilidad los ascensores y asientos reservados del metro

.
La campaña persigue concienciar a los viajeros para que respeten el uso prioritario de quienes más lo necesitan. Se sustituirán las pegatinas indicadoras de las zonas reservadas por otras ubicadas en lugares más visibles

Metro de Madrid pone en marcha una campaña cívica con la que pretende que sus usuarios utilicen los ascensores de forma responsable y respeten losasientos reservados de los trenes para las personas que verdaderamente lo necesitan. La campaña consiste en la instalación de pegatinas en lugares más visibles, de forma que llamen má la atención de los viajeros, pidiendo así su colaboración para que respeten los espacios dirigidos principalmente a personas con movilidad reducida como pueden ser personas mayores, mujeres embarazadas, personas con carritos, con sillas de ruedas o algún tipo de minusvalía.


Las pegatinas que ya se han comenzado a instalar en los ascensores irán colocadas en el interior de las dos puertas y llevarán un texto muy breve, tanto en español como en inglés: “colabora con nosotros” y “uso preferente”, acompañado de un dibujo que identifica a las personas que tienen preferencia para utilizarlo. Son más de 500 los ascensores en los que se van a colocar este tipo de pegatinas, además de carteles en las diferentes estaciones informando de la iniciativa.

Metro de Madrid, el más accesible del mundo con 508 ascensores, quiere que con esta campaña cívica los ascensores sean utilizados por aquellas personas que más lo necesitan, ya que su instalación tiene como objetivo principalmente atender las necesidades de aquellos que por algún motivo tienen dificultades para bajar por las escaleras o andando.

Lo mismo ocurre con los trenes, que ya cuentan con otras medidas de accesibilidad como el espacio para silla de ruedas en el primer coche, el braille en las puertas, la iluminación que avisa de que se abren y cierran, los colores en el exterior para mejorar su visualización o la rampa que facilita el acceso a las sillas de ruedas.

1 comentario:

Gonzalo dijo...

La gente es muy vaga, excepto esos colectivos que de verdad les sirve el ascensor, a los demás habría que decirles que son unos vagos de los buenos, que no cuesta nada bajarse las escaleras o subírselas y además es bueno para la salud.

Cada día que voy en metro me da vergüenza de ver jóvenes de mi edad metiéndose en el ascensor, que ya me ha dicho gente mayor que dejan unos olores en los ascensores que hay que taparse la nariz.