jueves, 5 de enero de 2017

Asi ha sido la Cabalgata de Reyes de Madrid 2017



La Cabalgata de este 2017 tuvo como eje central la curiosidad, concebida como un cuento infantil, para trasladar a todos los espectadores a un mundo lleno de ilusión y magia. Un relato fantástico para estudiar la naturaleza, explorar el planeta, observar las estrellas y viajar al espacio con el mismo afán de conocimiento que impulsó a los Reyes Magos a embarcarse en su gran aventura, siguiendo una estrella hasta Belén.

El desfile salio desde Nuevos Ministerios a las 18.30 horas, y recorrió  el paseo de la Castellana, la plaza del Doctor Marañón, la glorieta de Emilio Castelar, la plaza de Colón y el paseo de Recoletos hasta llegar a la plaza de Cibeles. A las 20.45 horas, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, recibió a Sus Majestades los Reyes Magos y un espectáculo de fuegos artificiales y música cerró la noche más mágica de la Navidad.

 En total desfilaron doce carrozas con siete espectáculos de compañías de arte de calle, dos de ellas provenientes de Francia y Holanda. El desfile contó también con siete coreografías, tres a pie, otros tres a caballo y dos en bicicleta y la colaboración de cerca de 2.000 personas.


Un vistoso pelotón de luz formado por 300 ciclistas de todas las edades, entre niños y niñas, adultos, agentes de movilidad y policías municipales

La curiosidad por los libros

Siguiendo la estrella de luz de la cabecera, un pelotón muy especial formado por niños y niñas que permanecen largos periodos de tiempo en ingreso hospitalario.

Este grupo, representa la curiosidad por la lectura e inclye la carroza de los niños hospitalizados de Madrid, y un Cuentacuentos con un libro gigante central, ‘Historias de mi Hospital’, con los pequeños pacientes acompañados de sus médicos y personal sanitario de los hospitales La Paz, Gregorio Marañón, Niño Jesús y 12 de Octubre.

A continuación  la carroza de Clan TV y una comitiva de cien personas a pie, formada por miembros de la Fundación Atresmedia y otras siete entidades: Fundación Theodora, Fundación Menudos Corazones, Fundación Pequeño Deseo, AECC, Fundación Abracadabra, Fundación Aladina y Asión.

La curiosidad por la naturaleza

Dejando la lectura atrás, la Cabalgata exploró la curiosidad por la naturaleza a través de la fantasía y el color con varios espectáculos y cuatro carrozas.

En este capítulo, las enormes mariposas ‘Coloured Wings’, de la compañía holandesa Colse-Act Theather, vuelan sobre zancos llenando de movimiento el desfile. La carroza ‘El Laboratorio Botánico’ llegó con sus científicos locos, sus probetas, plantas exóticas e impresionantes máquinas, que realizaron experimentos en directo plagados de humo y efectos de luz.

Dos posiciones dedicadas a las aves cerraron este bloque con danzas y bailes, todos ellos (como los del resto de la cabalgata), creados por el colectivo ‘Coreógrafos en Comunidad’. En este cierre de bloque, los espectadores pudieron sorprenderse con la figura del Águila Sofía, procedente de Alicante, que sobrevolará la cabalgata a 12 metros de altura.



La curiosidad por la exploración del planeta

El mar y los peces, la tierra, el aire… el desfile de los Reyes Magos invitó a explorar nuestro Planeta y sus distintos elementos en otra de sus escenas.

En un enorme submarino, el público se sumergió en el mar para descubrir  los peces y distintos animales acuáticos que en él habitan.

La curiosidad por el espacio

De la exploración del planeta, el público se trasladó  al espacio con una nueva carroza protagonizada por un grupo de astrónomos que muestran su original trabajo, con un telescopio gigante, planos, mapas astrales y muchos otros instrumentos para estudiar las constelaciones.

Después, un espectáculo de baile y luz muy visual, y un conjunto de planetas, formado por nueve hinchables, trasladando el sistema solar a las calles de Madrid. Además, un astronauta de 8 metros de alto desfiló también durante el recorrido caminando con gravedad lunar y hablándole a los niños y niñas de Madrid; un proyecto de la compañía alicantina Carros de Foc.

Y por fin llegaron sus Majestades de Oriente

Los carteros reales abrieron paso al momento más esperado del desfile: la llegada de sus Majestades de Oriente con sus séquitos. Estos carteros recogieron a pie y también sobre zancos las cartas a los Reyes de todos los niños y niñas de la ciudad de Madrid.

La carroza del Ayuntamiento siguió a los carteros rindiendo homenaje al Oso y el Madroño y a otros elementos característicos de la ciudad de Madrid; para dar paso finalmente a los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltasar, subidos a sus luminosas carrozas y acompañados de sus 40 pajes a pie, y de sus respectivas comitivas, compuestas por más de 180 Voluntarios por Madrid.


Cerraron el desfile los deseados regalos, que en esta ocasión y siguiendo la línea del año anterior, no lleagron en camello sino en triciclos.

La cabalgata fue retransmitida en directo por TVE y Telemadrid, y el canal internacional de TVE.