miércoles, 18 de agosto de 2010

Grafiteros de los buenos

.

Todos los que utilizan los sprays de pintura no tienen porque ser unos vándalos. También existen los grafiteros de provecho, aquellos que se ganan la vida honradamente con su arte, un poco de imaginación, y un spray entre las manos. Os traigo dos ejemplos que he visto últimante por las calles de Madrid.



Cada vez abundan más los artistas callejeros que decoran los cierres de los locales, kioscos, y fachadas de las tiendas. La filosofía de los dueños es: Lo pinto yo, antes de que me lo pintarrajeen otros.

Otro ejemplo de arte grafitero es un hombre ya muy conocido de Madrid que se dedica a pintar cuadros con ayuda de sprays, trocitos de cartón, cachos de esponja y demás. Ha creado su propio estilo de pintura que no deja indiferente a nadie.



Siempre lo vereis por el Retiro o Sol. Consigue atraer a muchos espectadores que alucinan con los cuadros que es capaz de hacer en unos quince minutos.


En Madrid si se puede vivir del arte. Eso si, hay que valer.

Más ejemplos de arte grafitero en Madrid.
.
.

6 comentarios:

Winnie0 dijo...

Había oido lo de los tenderos que preferían una puerta pintada con el estilo de grafiteros a pintarrajeada por vándalos.
Es un modo de hacer arte...BIEN. Besos Dani

MiguelS dijo...

Triste es que los contraten para evitar al vándalo que pinta y firma todo de forma guarra. Sin duda que hacen bien su trabajo pero hace falta más mano dura con los otros.

Ah, por cierto al que le interese (comercios, viviendas,...) existen pinturas que crean una fina película y limpiar fácilmente las pintadas.

mcarmen dijo...

El graffiti ha entrado en los museos, dejando de ser un mero arte callejero, de la mano de artistas como John Matos.
Meter en el mismo saco también a los que sólo destruyen y ensucian lo ajeno, es un grave error que tendemos a cometer.
No está de más volver a recordarlo, cómo tu lo has hecho, Dani.
Saludos,

Jose R. Caniego dijo...

si aparte estos grafiteros, se ofrecen a los tenderos, para pintar por un precio la fachada o lapuerta de sus establecimientos.

Muchos tenderos lo prefieren porque de esta forma saben que no les pintan mas la fachada porque hay una ley no escrita de los grafiteros y es que dond hay un grafiti no se puede pintar encima.

Aparte los propietarios de las tiendas les tienen que firmar una autorizacion a los grafiteros para que puedan pintar la fachada o la puerta, ya que si la policia les pillan pintando puedan ellos demostrar que lo que estan haciendo es con el consentimiento del dueño del local.

Eso le ha pasado a una amiga que tenia una libreria en Alcorcón.

Nieves dijo...

A mi me encanta el arte de la calle y creo que hay graffiteros que son auténticos artistas y de hecho, no puedo evitar hacer fotos cuando paso de algún graffiti, porque los hay realmente buenos y se les debería alentar y apoyar más, en lugar de perseguirles. Un saludito Dani,

Enigmas dijo...

hola Dani que tal? he vuelto amigo , te eche de menos
el talento con medios insospechados si que sorprenden
un beso