jueves, 4 de junio de 2009

Montera, la calle que pudo ser y no fue.

.
La Calle Montera tuvo todas las posibilidades de haber sido junto con Preciados la Calle con mayor actividad comercial de Madrid. Desde hace muchos años tiene actividad comercial, pero de otro tipo. De hecho la Calle Montera fue concebida para ser una vía comercial por su unión a la Gran Vía.



En el año 1845 se construyó en Montera el pasaje del comercio, una de las galerías comerciales más antiguas de Madrid.




En la edad media fue una zona de pastoreo y caza. Antes de llamarse de la Montera, está calle tuvo otros nombres: La Inclusa, San Roque y San Luis Obispo.


Se cuentan varias versiones del origen del nombre de la Calle Montera. Una de ellas cuenta que vivía en esta calle la esposa de un Montero de Felipe III, apodada "la Montera". Se trataba de una mujer que levantaba pasiones por allí por donde pasaba. Incluso era motivo de disputas y revueltas entre los hombres. Puede que este sea el origen de la prsotitución en la zona, aunque no se sabe el porque de la elección de esta calle.


En el año 87, el brutal incendio de los almacenes Arias acabó con la vida dos bombero de los diez que quedaron sepultados bajo los escombros.


El ayuntamiento decidió instalar cámaras de seguridad pero no consiguieron disuadir a las prostitutas ni a sus clientes. Al menos si que consiguieron que hubiera menos carteristas.


Los vecinos del barrio y asociaciones de comerciantes, hartos de tanta prostitución, decidieron colgar 32 vídeos en Youtube para denunciarlo públicamente. No solo no consiguieron erradicar la prostitución de la zona, si no que se llevaron una multa de regalo por "violar la intimidad" de la gente que acudía a la zona en busca de sexo.

Algunas zapaterías y un cine siguen siendo los únicos comercios
que se han salvado del negocio de la prostitución.

Muchas tiendas han cerrado por culpa de la prostitución, es una Calle en la que poco a poco se han ido imponiendo sex shops y mini casinos




En 2006 se empezó a peatonalizar. Muchos creían que con esto acabaría el problema de la Calle, pero parece que hoy en día, y a pesar de la presencia policial las prostitutas se han duplicado.

Creo que el problema se podría solucionar de un día para otro, pero por algun extraño motivo a alguien no el interesa que el negocio sexual de la Calle Montera desaparezca y mientras continue y continue.
.

7 comentarios:

mcarmen dijo...

Y ahí sigue, Dani, dando un ejemplo estupendo a todo el que pasa por allí, de explotación sexual e inseguridad ciudadana. Fenomenal!

Stultifer dijo...

Ni tapiando la entrada y la salida acabarán las chicas de lucir sus encantos en esa calle. Incluso a mi me han metido mano en esa calle.

Didac Valmon dijo...

me temo que la prostitución en esa calle es como la energía, ni se crea ni se destruye, sólo se transforma (o se traslada) una lástima

Stanley Kowalski dijo...

Curiosa historia la de esta calle, Y dicen que no pueden erradicar a las prostitutas, mmmmm . . .


BESOTES DANI

anapedraza dijo...

¡Hola Danimetrero!

Es una pena, no es plato de buen gusto, igual que por las calles del Pez, y toda la corredera de la zona de Gran vía, deprimente.

No sé la solución.

¡Un abrazote!

MIGUEL

Cecilia dijo...

Según cuenta Luis Miguel Aparisi en un voluminoso estudios sobre las calles de Madrid, Lamontera era el apellido de un señor, que allí debía tener propiedades.

danimetrero dijo...

Gracias cecilia , no consegui encontrar nada de esto por ahi.